Información técnica adicional


Ciclo de vida


El Ciclo de Vida de un producto es su historia, que incluye desde su origen como materia prima hasta su final como residuo. Es decir, de la cuna a la tumba. Para cualquier producto, el ciclo de vida contempla todas sus etapas:

Sostenibilidad


El desarrollo sostenible es la satisfacción de las necesidades del presente sin comprometer los recursos y las necesidades de las futuras generaciones, tal y como se declaró en la Cumbre de la Tierra celebrada en 1992 en Río de Janeiro. Esta definición fue elaborada por esta cumbre por la Dra. Brundlandt dentro del Informe de la Comisión Brundlandt.

La sostenibilidad, por tanto, debe considerar 3 aspectos fundamentales: el económico, el ambiental y el social.

Todos estos aspectos deben valorarse por tanto dentro del ciclo de vida de cualquier producto, servicio, actividad, etc.

La sostenibilidad puede representarse con un triángulo en el que se ven las relaciones entre la eficacia para el medio ambiente, la viabilidad económica y la aceptación social.

Análisis de ciclo de vida


La herramienta de Análisis o Evaluación de Ciclo de Vida (ACV) es un proceso contable en el que se evalúa un producto, proceso o actividad durante todo su ciclo de vida y se le asignan unos impactos ambientales. A lo largo de cada una de las etapas del ciclo de vida del producto se cuantifica la extracción y consumo de recursos (materiales y energéticos), y las emisiones al aire, agua y suelo.

En la aplicación del ACV se seguirá la metodología indicada en las normas ISO 14040 e ISO 14044 con el fin de estudiar las cargas ambientales asociadas a los productos planteados. Para ello se definirán los objetivos del estudio, la unidad funcional, los límites del sistema, las hipótesis de trabajo. Posteriormente se realizará el inventario de los sistemas estudiados y la evaluación de impactos y cargas ambientales.

Objetivos del estudio: evaluar el impacto ambiental de diferentes productos de la compra diaria, comparando diferentes tipos de envases (tamaño y material) y evaluando la posibilidad de reciclar el envase.

Unidad funcional: es la cantidad de producto en la que hacen referencia los datos (tanto entradas como salidas). Esta se definirá para cada alimento en particular, dependiendo de su modalidad de venta, por ejemplo: 1 kg de manzanas, 1 litro de agua, 1 barra de pan, etc.

Límites del sistema: estos determinan cuáles son los procesos incluidos en este ACV y qué procesos no se tendrán en cuenta.

Inventario: durante su elaboración se tendrán en cuenta las entradas y salidas de cada etapa.

Evaluación: como indicadores, o categorías de impacto se estudiarán las emisiones de gases de efecto invernadero (kg CO2 equivalentes) y el consumo de agua (litros).

El ACV tiene diferentes usos y aplicaciones entre los cuales los principales son:

Para un proceso determinado, el ACV permite definir el comportamiento de las fases del ciclo de vida del proceso en relación con el medio ambiente, identificar las etapas de su desarrollo que tienen mayor impacto ambiental, y comparar este proceso con otros similares.



Inicio | Instrucciones | Créditos | Información técnica adicional | Área de administración